Pablo Carreño consigue una victoria en Hamburgo para la historia siendo su primer título ATP 500 y Carlos Alcaraz se convierte en el tenista más joven desde Kei Nishikori en ganar un campeonato del circuito.

Pablo Carreño se anota para sí una nueva victoria que supone romper la barrera de los ATP 500 una victoria que esperamos, sea la primera de muchas.

No lo tenía nada fácil a pesar de ser el favorito en el encuentro. Filip Krajinovic venía de derrotar al número tres del mundo y gran favorito Stéfanos Tsitsipás. El tenista serbio, contaba con motivación extra pues también existía la posibilidad de ganar su primer torneo ATP 500. Aun así, Carreño sentenció tras la contundente victoria ante el serbio por 6-2 / 6-4 el final de una competición impecable en la que no cedió ni un solo set durante su transcurso.

Por otro lado, Carlos Alcaraz que nos tiene acostumbrados a romper records, ha ganado el torneo de Umag en contra de Richard Gasquet, jugador que alcanzó a ser el número 7 del ranking ATP.

El español cerro el partido en contra del francés con un tajante 6-2 / 6-2, a pesar del incómodo vendaje que llevaba en el brazo derecho a causa de su lesión en el bíceps, convirtiéndose de esta forma con solo 18 años en el jugador más joven en ganar un título del circuito ATP desde Kei Nishikori en 2008.

Son unos resultados excelentes que reflejan todo el trabajo realizado por los jugadores siendo la consecuencia de esfuerzo, grandes expectativas y ganas por ser las mejores raquetas del mundo.