Es una de las veteranas de la JC Ferrero Equelite Sport Academy y una de las piezas clave del Stage de Verano. Paloma es el eslabón perfecto que comunica a los padres con los pequeños jugadores durante su estancia en la Academia.

Durante estos meses se celebra el Stage de Verano, ¿cuál es tu función en él?

Me encargo de las funciones de oficina, preparando los informes de cada jugador. Los entrenadores les hacen una serie de pruebas físicas y técnicas en las que se les evalúa la progresión desde que llegan hasta que se van.

Unos informes que como principal novedad este año incorporan la prueba que realicen con el sistema Play Sight, ¿no?

Efectivamente. Se trata de un sistema mucho más efectivo, por lo que este año los informes serán mucho más precisos que en temporadas anteriores.

Además de los informes, ¿podría detallarnos un poco más su labor en la oficina del Stage?

El tiempo que estoy en la oficina me encargo de cada niño. Soy la encargada de hablar con los padres, decirles cómo están, ponerles en contacto con ellos. Estamos pendientes de los jugadores las 24 horas del día.

Por tanto, tiene un trato muy familiar y cercano con ellos

La verdad que sí, pueden entrar 200 jugadores una tarde, que a la mañana siguiente ya sé perfectamente quienes son. Es un trato personal que les gusta mucho. Pienso que si nos ponemos en su sitio, también nos gustaría que se nos tratese igual que se les trata cuando vienen aquí.

En un Stage de tenis, pero además pueden disfrutar de otras muchas actividades

Si. Ellos pueden hacer clases de inglés, golf, de repaso, español. Además de disfrutar de las actividades de ocio en el tiempo libre y de una excursión que se realiza el primer domingo de cada quincena.

¿Hay mucho trabajo detrás para la organización del Stage?

Sí, dos o tres meses antes nos ponemos a preparar todo para que no haya errores durante la celebración del Stage y todo salga perfecto durante esos meses.  Durante todo el año estamos organizándolo y preparándolo, además de gestionar las inscripciones. En un periodo, de junio a septiembre, en el que podemos recibir entre 250 y 300 jugadores.

¿Los jugadores que vienen al Stage suelen repetir en años posteriores?

Suelen hacerlo muchos, algunos incluso durante tres, cuatro o cinco años seguidos. Lo que pasa que llegan a unas edades que terminan el Stage y ya pasan a nivel de competición. Este año está viniendo mucha gente a Competición. Cumplen los 16 o 17 años y su nivel es más alto, por lo que se les pasa a Competición.

Nos ha hablado de su labor durante el tiempo que dura el Stage, pero ¿cuál es su trabajo en la Academia fuera de los meses de verano?

Soy la responsable de estudios. En la Academia contamos con varios profesores, entre todos nos organizamos para cubrir todas las necesidades docentes de los jugadores internos que estudian a distancia por el sistema español, que es el Cidead, homologado por el Ministerio de Educación y Ciencia. Del mismo modo, ofrecemos un sistema similar para los jugadores extranjeros de la academia, en el que se les prepara para realizar los IGCSE exams, homologados por la Cambridge University y con reconocimiento internacional.

¿Cuál es el horario de las clases?

Las clases las tenemos por la mañana de 8,30 a 10,30 horas y por las tardes de 19,00 a 22,00 horas. Siempre son antes del inicio y tras el fin del entrenamiento. Es el mejor horario para no interrumpir su entrenamiento. De todas maneras, ofrecemos un servicio muy personalizado estando en constante comunicación con los padres y los jugadores, incluso cuando están de torneo.

¿Por qué aconsejaría apuntarse al Stage de Verano?

Es una buena forma de hacer deporte en verano. A ello hay que sumarle las grandísimas instalaciones con las que contamos aquí, donde pueden disfrutar del tenis como si fueran profesionales, y junto a tenistas reconocidos. Es una gran oportunidad, y única.